Hotel La Bussola Amalfi

“Hotel La Bussola en el centro de Amalfi,
en el centro de la costa de Amalfi “

El Hotel La Bussola está en el centro de Amalfi, en el paseo marítimo y dispone de habitaciones con balcones al mar.

El hotel está en un enclave excepcional, muy cerca de la plaza de la catedral y del puerto turístico, de donde parten los barcos a Positano, Capri y Salerno.

Es muy cómodo para disfrutar plenamente la costa de Amalfi, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Dispone de restaurante, aparcamiento, ascensores, salas de reuniones, bar, terrazas panorámicas y solarium.

El hotel dispone de ascensores, aire acondicionado y cómodos espacios comunes. Cuenta con un parking exclusivo para los clientes, un óptimo restaurante especializado en cocina local y acreditado por la Asociación Italiana de Celiaquía (Associazione Italiana Celiachia AIC), así como con un bar-café para disfrutar entre horas o después de cenar.

Una terraza panorámica y solarium que no se pueden perder, con vistas panorámicas siempre diferentes en todas las horas del día y de la noche.

Nuestras habitaciones son todas diferentes entre sí, decoradas con colores mediterráneos y con cerámicas típicas de la costa amalfitana e incluso las habitaciones con balcones laterales disponen de vistas panorámicas.

El hotel ocupa una antigua fábrica de pasta del que conserva lo fundamental de su arquitectura, con grandes muros de tufo (piedra volcánica local) y los espacios originales, lo que implica la existencia de grandes balcones, techos altos y mucha luz natural, pero cuenta también con aire acondicionado y calefacción, WiFi gratis en todos los espacios, TV vía satélite y minibar.

Hemos sido la primera estructura de la Costa amalfitana en obtener un certificado de sostenibilidad por su bajo impacto ambiental y la sensibilización de sus clientes, huéspedes de un territorio único, rico en historia, pero escaso de grandes espacios y comodidades, que aprecian el privilegio de poder gozar de tantas bellezas naturales y el deber de preservarlas para las generaciones futuras.