Hotel La Bussola Amalfi

Amalfi

La belleza de la naturaleza, el arte, la historia y las tradiciones se funden felizmente en nuestra Costa amalfitana.

El turismo ha nacido en estas latitudes a raíz de la llegada de los viajeros neoclásicos, que entre los siglos XVIII y XIX llegaron hasta aquí para redescubrir las bellezas paisajísticas italianas. Amalfi fue en el siglo XIX una de las metas más buscadas por los turistas que venían aquí a pasar el invierno, gozando así de un clima particularmente suave. Hoy, la Costa amalfitana se mantiene viva durante todo el año y la temporada alta va desde Pascua hasta finales de octubre.

Amalfi cuenta con numerosos hoteles históricos y una enraizada cultura de hospitalidad.

De entre los huéspedes más famosos de Amalfi se puede recordar a San Francisco de Asís, Goethe, Ibsen, el poeta Salvatore Quasimodo, los Kennedy y Gore Vidal.

Las fechas más importantes del año en Amalfi

En toda la Costa amalfitana fe y tradición se funden dando vida a muchas celebraciones que se suceden a lo largo del año. Es habitual en todas las poblaciones de la costa celebrar al santo patrono al menos dos veces al año (incluso cuatro veces en Minori), hay también otras manifestaciones más turísticas o de animación que hacen que a lo largo de todo el año se sucedan las fiestas.

Partamos por ejemplo de las celebraciones navideñas, especialmente abundantes, que duran desde el 8 de diciembre hasta el 6 de enero con belenes, exposiciones, procesiones, iluminación de la estrella de Belén el 24 de diciembre, peregrinación subacuática al pesebre sumergido de la Gruta esmeralda y la noche de San Silvestre. El fin de año se celebra en Amalfi con el desfile de los grupos folklóricos en la plaza de la catedral y el soberbio espectáculo pirotécnico de medianoche, y prosigue tras el mismo con música, canciones y baile hasta el amanecer. Los grupos retoman su interpretación al día siguiente en las calles y plazas, llevando, con estrofas satíricas y antiguas tarantelas, sus deseos de un feliz año a turistas y residentes.

Podemos continuar con las procesiones religiosas de Semana Santa: con el Via Crucis del Jueves Santo o con el sugestivo cortejo de flagelantes que acompañan al sepulcro de Cristo muerto el Viernes santo iluminado únicamente con la débil luz de las velas; la escena se desarrolla en el más absoluto silencio, roto a momentos por el emotivo coro que canta la tristeza de la Virgen, con la música y letra del amalfitano Antonio Tirabassi (1882-1947).

No se pueden perder las sugestivas procesiones en el mar de San Antonio el 13 de junio y de la Virgen de las Nieves el 5 de agosto, entre Conca dei Marini y Amalfi, las fiestas solemnes en honor del apóstol San Andrés el 27 de junio y el 30 de noviembre y la fiesta de Santa María Magdalena el 22 de julio en Atrani.

Cada cuatro años, el primer domingo de junio, tiene lugar la Regata histórica de las antiguas repúblicas marineras entre Amalfi, Pisa, Génova y Venecia.

Amalfi by night les permitirá descubrir los antiguos callejones del casco histórico y con el fin de año bizantino, el 1 de septiembre de cada año, disfrutar de la celebración de los fastos de las antiguas tradiciones jurídicas de la República Amalfitana.

Y el verano en Amalfi cuenta con un amplio calendario de festividades y celebraciones. Con una oferta tan amplia lo único difícil es elegir.

Para más información consultad el sitio de la Azienda Autonoma di Soggiorno e Turismo di Amalfi.