— Plataforma sobre el mar —

Amalfi ha sido siempre un destino privilegiado para aquellos que quieren unas vacaciones de sol y playa. Gracias a la belleza de nuestro mar y a un clima espléndido, incluso hasta finales de octubre, con cálidos días despejados y brisas vespertinas.

Todas las playas de la costa de Amalfi son pequeñas, pedregosas y con gran profundidad apenas se entra en el agua, muchas veces se hallan entre acantilados que caen a pico sobre el Mediterráneo y conservan una abundante fauna y flora marina. En esta zona no existen las playas de arena fina.

Nuestro hotel se encuentra en el centro de Amalfi, junto al mar. En el cuarto piso disponemos de un solárium que cuenta con tumbonas y ducha caliente y fría. Sobre la escollera ante el hotel hay una plataforma de madera con zona para tumbarse al sol, sombrillas y ducha. Su uso es gratuito para los clientes del hotel y está abierta normalmente desde mediados de junio hasta mediados de septiembre.

Por lo que respecta a las playas solo hay que elegir entre la que está en el centro de la ciudad: Marina Grande (con una parte gratuita y otra de pago) o la que se encuentra al final del paseo marítimo: Lido de las sirenas (de pago), a cualquiera de las dos se llega cómodamente a pie o con el microbús eléctrico municipal.

Hay también un servicio de barcas a motor que salen del cercano puerto turístico hacia otras playas a lo largo de la costa: Santa Croce y Duoglio. Se trata de playas bien gratuitas bien con pequeños establecimientos de baño. Existe también la posibilidad de alquilar, siempre a pocos pasos del hotel, zodiac, lanchas motoras, barcas de remo y de vela, con o sin patrón, para realizar excursiones inolvidables en busca de la cala escondida o para alcanzar (¡sin superarlo!) el límite de la reserva marina de Punta Campanella.